Imagen del centro cultural Aminata, en Senegal

El sueño de Nerea Pérez-Arróspide continúa con el Centro Aminata, en Senegal

En Gandiol (Senegal) se acucia una falta de espacios de encuentro de jóvenes, que no tienen un lugar donde reunirse y discutir, aprovechar el tiempo y promover ideas, o incluso disfrutar de un ocio sano y saludable. No hay un espacio donde puedan acceder a la cultura de manera libre o donde puedan proponer y realizar actividades ideadas por ellos mismos.

La falta de oportunidades hizo que en 2006 Mamadou Dia, un joven senegalés, tuviera que jugarse la vida en el mar para llegar a Europa en busca de ¨El Dorado¨. Tras 8 años en España, descubrió que Europa no era la cuna de oportunidades que él pensaba y decidió volver a Gandiol, su pueblo de origen, para crear oportunidades allí y así evitar que otros jóvenes llenos de energía y ganas de cambiar las cosas tuvieran que irse de su país. Fundó ¨Hahatay son risas de Gandiol¨, una ONG local que lucha por crear espacios educacionales y culturales para la comunidad de Gandiol. Y es así cómo Mamadou dio vida a este sueño de construir un Centro Cultural.  

El centro cultural Sunu Xarit Aminata

Nerea Pérez-Arróspide Navallas, mi hermana, vivió en Saint Louis durante casi dos años mientras trabajaba para INKOA, una empresa vasca con la que llevó a cabo proyectos de infraestructura agroalimentaria. Estando allí con Laura, una de sus amigas más cercanas, conoció a Mamadou. Se hicieron amigos y enseguida Nerea se unió a Hahatay ayudando en todo lo que estuviera en su mano. Así que juntos, Mamadou y ella, idearon diversos proyectos. Uno de ellos, la construcción de este centro cultural en Gandiol con el objetivo de crear un espacio de encuentro e intercambio para fomentar el empoderamiento de la población y el desarrollo sostenible desde la propia comunidad. Mi hermana que era arquitecta dibujó los primeros planos del centro.

El 12 de septiembre de 2015, sin haber puesto en marcha el proyecto del centro ideado junto con Mamadou, mi hermana falleció en un accidente de tráfico en Senegal, cuando volvía de visitar una de las escuelas que había estudiado en su tesis ¨Repensando instalaciones educativas en escenarios de desarrollo¨ (realizada para el Master de Arquitectura Sostenible de la UIC que cursó en 2014-2015). 

Nerea creía que cada uno debe ser el cambio que quiere ver en el mundo y desde el día que se fue, casi sin pensarlo, nos ha movido a todos y cada uno de nosotros a serlo. Es por ello que, en octubre, mi familia y varios de sus amigos decidimos hacerle un homenaje y llevar a cabo el proyecto del centro cultural en su nombre, basándonos en sus dibujos. Así pasó a llamarse Centro Cultural Sunu Xarit Aminata: ¨Sunu Xarit¨ significa nuestra amiga en wolof y ¨Aminata¨ es el nombre wolof que le pusieron allí. 

Así que nos organizamos: Mamadou y Laura coordinan todo en terreno y nos ofrecen el apoyo que necesitamos. Thaisa y Anita, amigas de mi hermana del Master y también arquitectas, son las que llevan toda la parte técnica y están siendo asesoradas en todo momento por Rocío y Paco, arquitectos españoles con mucha experiencia en África, y también por Doudou, el ingeniero senegalés que va a supervisar la obra. Rober, amigo suyo, y yo estamos en Bilbao coordinando todo el proyecto con la ayuda de mis padres y otros amigos de mi hermana: Natxo ha montado la web, Lorena ha producido el vídeo… Así que el equipo va tomando cada vez más forma. Y mi hermana nos guía y nos da la fuerza necesaria para continuar luchando día a día por hacer realidad este sueño, su sueño, el sueño de la comunidad de Gandiol, ahora también nuestro sueño.

El proyecto tiene por tanto por objetivo la construcción de un centro multiusos destinado principalmente a promover la educación no formal de los jóvenes de Gandiol al mismo tiempo que crea un espacio de encuentro que fomenta la participación comunitaria como herramienta para un desarrollo sostenible a todos los niveles. El Centro Cultural Aminata estará compuesto por cuatro edificios: una biblioteca, un edificio administrativo, y dos aulas polivalentes, y todo ello rodeado de huertos. Tanto la construcción como el mantenimiento y seguimiento del centro estarán gestionados por la asociación ¨Hahatay son risas de Gandiol¨, la ONG local creada por Mamadou y de la que Nerea formaba parte.

El centro será construido a base de técnicas arquitectónicas sostenibles y participativas, desde la concepción del proyecto hasta su finalización, donde conocimientos técnicos, ambientales, sociales y culturales puedan ser intercambiados de manera recíproca y no jerárquica entre comunidad, técnicos y gestores.

El objetivo es que la propia comunidad planee y desarrolle las iniciativas que les parezcan más adecuadas a sus expectativas y necesidades, aunque también se fomentará un continuo intercambio ¨norte-sur¨ para proponer y llevar a cabo diversas actividades.  El Centro fomentará la educación no formal, más allá de las escuelas, buscando un desarrollo social y cultural al poder llevar a cabo iniciativas que traten de temas clave como : género, medio ambiente, economía sostenible, emprendimiento, emigración, ocio sano y saludable…

La arquitectura como un proceso participativo y empoderador

Nerea creía firmemente que la arquitectura no puede surgir como un simple medio físico para alcanzar un objetivo, sino que debe ser un proceso participativo y empoderador, donde técnicos y usuarios actúan como seres sociales de manera conjunta y armónica.

Siguiendo esta filosofía, todo el proceso de construcción del centro estará acompañado por talleres participativos donde se dará voz a la comunidad para que aporten sus ideas, y donde se plantearán y analizarán los problemas que les conciernan con el fin de buscar en comunidad soluciones y respuestas adecuadas. De esta manera, se asegura la sostenibilidad del mismo al fomentar una mayor apropiación del proyecto por la comunidad y sus jóvenes, que lo verán como algo suyo al participar desde el comienzo en la construcción y en la filosofía de gestión y contenido del centro.

El presupuesto total del Centro con los cuatro edificios es de 58.000 euros (50.000 euros de financiación externa y 8.000 euros valorizados de aportes de la ONG Aminata y la ONG Hahatay). A día de hoy, hemos recaudado ya 15.000 euros gracias a donaciones y a la venta de camisetas, mochilas, pulseras, y pegatinas… También se han llevado a cabo diversas iniciativas para recaudar fondos,  iniciativas puestas en macha por gente que aporta su granito de arena con su tiempo: un concierto, una carrera, un taller de mandalas… Nuestro tiempo es lo más valioso que tenemos así que animamos a la gente a que siga disfrutando de su hobby o de su pasión mientras nos ayuda a recaudar fondos y difundir el proyecto.

El dinero ya recaudado nos permite ir a Senegal y empezar con la construcción. El día 29 de mayo yo misma y el equipo técnico viajamos a Senegal para poner todo en marcha. Estaremos tres meses en este primer viaje y el objetivo es construir la biblioteca, que es el edificio central, y el aula administrativa. También comenzaremos a definir el modelo de gestión del centro teniendo en cuenta las estructuras organizativas ya existentes (asociación de jóvenes, asociación de mujeres…), y también el contenido del Centro para una primera fase de puesta en marcha.

A la vuelta del viaje seguiremos poniendo en marcha iniciativas para seguir recaudando fondos, iniciativas en las que invitaremos a todos a participar y a pasar un buen rato. Al mismo tiempo empezaremos con la recolecta de libros en francés para la biblioteca, materiales para las actividades…

Ser el cambio que queremos ver

Este Centro no sería posible sino fuera gracias a todas las personas que han conocido nuestra historia y han creído en nosotros. Como nos gusta decir: ¨Aminata somos todos¨. Y como dijo Galeano, ¨mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo¨. Asi que tal y como creía mi hermana, entre todos, podemos cambiar el mundo. Sólo tenemos que SER ese cambio que queremos ver.

Os dejo el vídeo en el que contamos “La historia de un encuentro”

 

Ainhoa Pérez Arróspide

Más información en la web del Centro http://centroculturalaminata.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *