Innovación

En Fundación Esplai entendemos la innovación como un proceso de mejora continua de los proyectos y procesos que desarrollamos, generando valor diferencial en la atención a los colectivos con los que trabajamos: desde las personas que se benefician en última instancia de los servicios y productos que impulsamos, a las entidades sociales que lo hacen posible y con las que colaboramos.

Este proceso de creación de valor es posible gracias al uso de técnicas como el Design Thinking, que permite desarrollar soluciones a retos en los que la persona está en el centro, y por tanto nos obliga a incorporar procesos de empatía que nos permitan conocer cuáles son las necesidades, sentimientos y pensamientos de las personas para y con las que trabajamos.

hoja en blanco con diferentes anotaciones y post-it

Técnicas como la comentada permiten focalizar la creatividad de nuestro equipo permitiendo que el proceso de innovación se concrete de forma sistematizada en modelos o prototipos que den respuesta a las necesidades detectadas. La sistematización e implementación se realiza contando, en la medida de lo posible, con toda la organización, para que todo el mundo pueda aportar su visión y su experiencia enriqueciendo así el proceso, a través de una metodología y una organización transversal coordinada por la figura del responsable de innovación. Este proceso se desarrolla de forma continua, sin solución de continuidad, sobre todo en lo vinculado a la exploración y la selección de nuevos retos, aunque marcamos sesiones de trabajo para poder avanzar en la aplicación de las fases de trabajo como empatizar, idear y prototipar, entre otras.

La detección y selección de retos es para nosotros un elemento fundamental que nace de la exploración de los propios proyectos, de la cultura organizacional y de las tendencias que señalan qué es lo que otros están realizando en el ámbito de la inclusión social, aunque también exploramos otros ámbitos interconectados como por ejemplo en el mundo tecnológico. Incorporar a los diferentes agentes sociales, empresariales, educativos y de la administración (modelo de cuádruple hélice) permite cocrear soluciones mucho más ricas y útiles socialmente en un contexto de hibridación e innovación abierta. Es muy importante para Fundación Esplai trabajar en contextos colaborativos que sumen esfuerzos y competencias entre personas, organizaciones, empresas y administraciones públicas. Apostamos por los modelos orientados a la colaboración por encima de las concurrencias competitivas como medio para la detección de nuevas posibilidades y retos, la adquisición de nuevas competencias organizacionales y el establecimiento de relaciones win-win que beneficien preferentemente al público objetivo al que nos orientamos.

Consideramos que las personas que forman el equipo de Fundación Esplai son el principal elemento en los procesos de innovación y crecimiento organizacional. Más allá de una fuerza de trabajo, cada persona aporta su experiencia y competencias sumando así para la creación un sistema de inteligencia colectiva verdadero motor de cambio y crecimiento.

Conscientes de que incorporar ciclos de innovación en el día a día, es un reto en sí mismo (dilema del innovador), trabajamos a diario por encontrar el equilibrio entre dar continuidad a lo que ya desarrollamos y crear nuevas propuestas de valor que permitan repensar lo que hacemos e idear nuevas propuestas para mejorar la vida de las personas, en particular aquéllas que están en riesgo de exclusión

Share

Web de la Fundación Esplai – Ciudadanía Comprometida