Te presentamos nuestro Informe Anual 2020-2021

Está disponible nuestro Informe Anual en el que os explicamos los principales proyectos que hemos realizado en 2020  y durante los primeros meses del 2021, y presentamos los datos cuantitativos y económicos referentes al año 2020. Detallamos las redes en las que participamos, las organizaciones con las que desarrollamos los programas, financiadores y entidades colaboradoras.

En este enlace puedes leer y descargar la Memoria

EMPODERAR PERSONAS, COMPROMISO SOCIAL

Durante la pandemia nuestra estrategia ha sido resistir y minimizar los daños.

Sabiendo que las TIC son nuestro hábitat, hemos interpretado este tiempo como oportunidad para poner en valor nuestra misión y proyectos.

Hemos trabajado en muchos y variados programas de inclusión social para superar las brechas digitales, con especial preferencia por sectores sociales vulnerables, escenario donde nuestro voluntariado ha tenido un papel relevante. Hemos apostado por la empleabilidad de los y las más jóvenes.

Hemos creado la Plataforma Red Conecta, Ciudadanía Comprometida, como una gran mesa redonda para hacer incidencia política y general discurso común.

2020: año muy duro; afrontado con mirada de luces largas.

Solidaridad con el pueblo afgano

Las noticias sobre la situación del pueblo Afgano abren todos los informativos. El régimen Talibán impone su ley y, una vez más, silencia la voz de un pueblo que no conoce la Paz desde hace décadas.

Como dice nuestra querida  compañera Nadia Ghulam “para la mayoría de vosotros, la guerra está lejos de casa. Ni tan siquiera podéis imaginar cómo sería vivir en otro país y, desde lejos, ver como tu gente, tu familia, tus amigos y amigas, están sufriendo a causa de la guerra. La mayoría de personas refugiadas y migradas en el exterior ya no tenían fuerza, ni económica, ni física, para ayudar a sus familias. Ahora, con las fronteras cerradas, no les podemos ayudar ni a salir del país. Esto es una tortura para nosotras. ¿Qué culpa tienen de no tener pasaporte ni tarjeta de identidad para poder salir de este horrible lugar donde la desesperación campa a sus anchas? ¿Cómo se puede ayudar a toda esta gente que está sufriendo la guerra constantemente?”

Necesitamos fronteras abiertas y refugio para todas las personas que huyen del país. Derechos humanos que no caigan en papel mojado. La indignación y la compasión no son suficientes. Hace falta acción y una respuesta contundente.

Desde Fundación Esplai queremos mostrar nuestra total solidaridad con el pueblo Afgano, e instar férreamente a los gobiernos y a la comunidad internacional a proteger la Vida, la Libertad y la Paz.