Archivo de la categoría: Voluntariado

Voluntariados: EnfocaT con la gente mayor

Las acciones de promoción del voluntariado son parte de las Acciones Culturales, Cívicas y Sociales del programa EnfocaT, el cuál es financiado por el Servei de Ocupació de Catalunya. En el currículo del programa proponemos al alumnado tres actividades diferentes de voluntariado en franjas de tiempo complementarias a sus formaciones, ya sean de mañanas o de tardes, dando la oportunidad de que estos y estas jóvenes descubran el voluntariado y se impliquen en dichas acciones colaborando con entidades.

El 7 de abril, los y las participantes del Bootcamp EnfocaT del Bootcamp de Java y de JavaScript de mañanas salieron a realizar su primera acción cívica de manera conjunta con las personas mayores de la Residencia Vitalia de Sants. El alumnado de Barcelona compartió su tarde con las persones residentes en un paseo por Montjuïch y Plaza España, compartiendo historias vitales y sonrisas.

Por su lado, el alumnado de tardes se acercó  a la Residencia el día 20 de abril y se sentó a hacer rosas de Sant Jordi como manualidad con los y las residentes. La actividad les permitía mantenerse activos y socializando, ejercitando la psicomotricidad y disfrutando de un día especial en vísperas del día del libro y la rosa.

También se les invita a hacer una acción medioambiental, colaborando con Project Save World, una entidad que salvaguarda mares y océanos  con la recogida de plásticos y basuras de las costas. 

Desde Fundación Esplai, la acción cívica está presente en nuestro ADN como entidad. Nos alineamos con la promoción del voluntariado y trabajamos con distintos agentes sociales promoviendo el voluntariado a través de redes estatales e internacionales. Nuestra acción más visible para el voluntariado es el portal voluntariado.net, con más de 54000 usuarios únicos.

EnfocaT voluntariado

Rosas de Sant Jordi en residencia Vitalia

Vitalia Residencia plaça espanya

Por tres días, una multitud de junior devs descubren el voluntariado en diferentes actividades con sus orientadores y orientadoras.

Celebramos la primera jornada con mujeres familiares de personas privadas de libertad

El pasado sábado 23 de abril llevamos a cabo en nuestra sede de Madrid la primera jornada familiares de personas privadas de libertad, dentro del marco del Área de Justicia Educativa. La jornada estaba dirigida exclusivamente a mujeres, que son de forma muy mayoritaria, quienes apoyan y acompañan a la población reclusa, en un 92% masculina.

Un total de 9 mujeres familiares de internos que actualmente participan en el programa Reconéctate en Madrid III (Valdemoro), acudieron a esta jornada enmarcada en el mencionado programa, con el objetivo principal de crear un espacio en el que  compartir emociones, percepción y dificultades que acostumbran a vivir solas, dado el estigma y enjuiciamiento que también existe por parte de la sociedad sobre los familiares de las personas reclusas.

A destacar el hecho de que 7 de las 9 asistentes son madres de reclusos, evidenciando ese amor y apoyo incondicional materno, que siendo quienes más sostienen emocional, económica y afectivamente a sus familiares presos, son tan o más invisibles e ignoradas que sus propios familiares.

Estuvieron acompañadas por varias personas del equipo de  personas voluntarias y puestos técnicos del Área de Justicia Educativa de Fundación Esplai, quienes organizaron una jornada basada en la empatía, la escucha y el respeto y ayudaron a generar un clima de confianza para facilitar que todas las personas participantes pudieran sentirse lo más a gusto posible.

La jornada, guiada por parte del equipo de Reconéctate, estuvo cargada de emotividad, escucha, empatía, comprensión y apoyo. Estas mujeres,  aunque han compartido espacios, nunca se han atrevido a relacionarse: «Nunca había estado hablado con otras madres. Siento que aquí me entienden. ». Se vio cumplido el objetivo transversal de crear un espacio de seguridad donde pudiesen expresarse libremente, compartiendo pensamientos y sentimientos que normalmente el miedo al prejuicio y al estigma hacen difícil expresar. 

Hoy no me siento sola”- comentario final de una de las participantes – es la mejor prueba de ello. 

Las mujeres familiares recibieron un obsequio de gratitud por parte de las técnicas de Justicia Educativa.

 

 

Reconéctate: talleres de adquisición de competencias del siglo XXI con población reclusa

En el marco de nuestro Área de Justicia Educativa y, concretamente, del Programa Reconéctate, desde Fundación Esplai se han iniciado en los centros penitenciarios de Madrid I (Meco) y Madrid III (Valdemoro) los talleres dirigidos a reclusas y reclusos de ambos centros para favorecer su preparación para la vida en libertad, contribuyendo al fin resocializador que se le presupone a la pena privativa de libertad.

Los talleres se centran en la adquisición de competencias del siglo XXI – indispensables para integrarse en la sociedad actual – tales como el pensamiento crítico, la interculturalidad, la creatividad y la adaptabilidad, la alfabetización mediática y digital… Todo ello desde un cuádruple enfoque: la ya mencionada preparación para la vida en libertad, el desarrollo personal, el reencuentro con la familia y la perspectiva de género.

Tras varios meses de restricciones en las prisiones por la situación pandémica, desde Fundación Esplai nos alegra volver a vivir esta experiencia.  

El programa Reconéctate se viene impartiendo desde 2018 en Madrid III y desde 2020 en Madrid I, teniendo una gran acogida entre la población reclusa. Actualmente hay cuatro grupos activos con hombres en Madrid III y uno con mujeres en Madrid I, y a lo largo del año está previsto que alrededor de 180 personas hayan pasado por estos talleres.

Los efectos positivos del programa y su utilidad se reflejan en afirmaciones tales como “la sesión ha sido divertida e integradora”, estas sesiones me ayudan a comprender lo que nos depara el siglo XXI, debemos estar equipados y adaptarnos, “me aporta ideas para modificar lo que veo mal en mí”, “hablamos de temas que no me había planteado”, “a mí me preocupa cómo nos comportaremos al salir, pero gracias a estas sesiones nos vamos a convertir en mejores personas o al menos vamos a estar más preparados”.

Todo lo anterior es posible gracias a un equipo de casi 30 personas, entre voluntarias (ver foto destacada) en gran parte procedentes  del curso Educación y prisión y alumnado de prácticas de Educación Social y de Integración Social, la mayoría mujeres, que aprenden y crecen tanto  personal como profesionalmente gracias al programa.