Manuel de los Ángeles y Manuel Dasilva tras haber recogido el premio

Dos dinamizadores de la red Conecta reciben el premio Fundación Esplai

El día 31 de mayo, en  la entrega de premios que Fundación Esplai otorga a la Ciudadanía Comprometida, dos dinamizadores de telecentros de la red Conecta, vieron reconocida públicamente su labor.

Manuel Dasilva recibió el premio en la categoría Trabajo por la e-inclusión, por hacer una apuesta sin condiciones por la alfabetización digital, especialmente dirigida a las personas mayores desde el Centro Vecinal y Cultural Valladares, en Vigo, como espacio de dinamización sociocomunitaria en un entorno desfavorecido.  El premio fue entregado por María Garaña, Presidenta de Microsoft. Manuel trabaja desde hace 14 años en el telecentro, buscando siempre nuevas metodologías y maneras de acercar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)  a las personas con mayores dificultades, como el proyecto dirigido a personas mayores de 55 años que desarrolla actualmente:

Impresiona ver el interés, la atención y el esfuerzo que ponen los alumnos y alumnas en su aprendizaje informático. Son personas mayores, la mayoría jubilados y jubiladas. Muchos de ellos no deben haber tenido una vida fácil y demuestran un enorme empeño en vencer sus dificultades frente a la tecnología.

Manuel consigue acercarlos al aula, motivarlos y, con su gran experiencia, cercanía y paciencia ha conseguido crear un espacio de aprendizaje, pero también un espacio de encuentro  y un ejemplo claro de democratización educativa, de inclusión social y de visibilización de ciudadanía comprometida.

Posteriormente, Francisco Abad, miembro del Patronato de Fundación Esplai, entregó el accésit en la misma categoría a Manuel de los Ángeles Vargas, por su labor voluntaria en el telecentro Red Conecta de Jovesolides en Paterna (Valencia), que ha realizado con cariño, entusiasmo, actitud de superación y responsabilidad.

Manuel empezó siendo participante del telecentro, convirtiéndose posteriormente en voluntario, en una zona castigada con altos índices de analfabetismo, exclusión social y pocas oportunidades sociales y laborales. De origen portugués, emigró con su familia al barrio de La Coma y encontró en Jovesolides el apoyo que necesitaba, motivo por el que manifestó querer formar parte del equipo de voluntariado de la entidad al verse a sí mismo, asistiendo diariamente al telecentro y ayudando a otros vecinos y vecinas del barrio en el uso de los ordenadores.

Manuel decidió ser parte del cambio social del barrio ayudando a personas mayores, mujeres y otros jóvenes a incorporarse de manera activa en la sociedad de la información y la comunicación a través de las nuevas tecnologías.

Desde Fundación Esplai queremos agradeceros vuestra participación y enorme implicación y compromiso en hacer llegar el máximo de oportunidades a la ciudadanía. Es un privilegio poder contar con vosotros.

Cristina Espinosa, Área de e-inclusión

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *