¿Qué entendemos por abuso?

Para poder definiros este concepto hemos utilizado el manual de formaicón titulado «La prevención de las drogodependencias en el tiempo de ocio» de Javier Moreno Arnedillo.

Es posible utilizar las drogas sin que el sujeto se convierta en dependiente de las mimas o sin que se den problemas inmediatos. El uso inicial de las sustancias puede dar lugar a situaciones conflictivas, surgiendo entonces un problema de abuso capaz de comprometer la salud de la persona o interifiriendo en su funcionamiento normal.

Entendemos por abuso de drogas toda forma de consumo que conlleva algún tipo de riesgo.

Los riesgos más frecuentes consisten en:

– Consumo de sustancias especialmente peligrosas.

 – Consumos aislados en cantidad elevada.

–Consumo en edades muy tempranas.

– Consumo en malas condiciones higiénicas.

– Consumo asociado a actividades peligrosas, como conducir un coche o manejar máquinas.

– Consumo en situaciones personales especiales, como el embarazo o una enfermedad.

– Consumo de varias sustancias a la vez, incluyendo distintos fármacos, cuya interacción puede ser peligrosa.

–  Consumo que interfiere, dificulta o limita la práctica o el aprendizaje de otros comportamientos que son más funcionales a largo plazo, sobre todo en personas jóvenes.

Esta entrada fue publicada en Recursos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario