juventud comprometida

Misión, visión y valores

La misión:

Fundación Esplai Ciudadanía Comprometida tiene como misión promover el empoderamiento ciudadano y su compromiso con la mejora de la sociedad, desde la perspectiva de los derechos, la inclusión y la transformación, y con una especial dedicación a la juventud.

Todo ello mediante la intervención social comunitaria, la acción socioeducativa y la inclusión en el ámbito de las tecnologías de información y la comunicación, trabajando en red con el Tercer Sector y con el resto de agentes sociales.

La visión:

En los próximos años nos vemos como una organización al servicio de la ciudadanía:

  • Con una amplia base social capaz de movilizar a la juventud y de animar al compromiso ciudadano.
  • Impulsando proyectos que nos permiten cumplir con nuestra misión.
  • Trabajando con estructuras territoriales desde un sentido de pertenencia que nos cohesiona y fortalece.
  • Con entidades aliadas y fuentes de financiación diversificadas.

Los valores que orientan nuestros objetivos:

Los valores expresan el espíritu y la fuerza interior y de futuro de los proyectos colectivos y personales. Nos proponemos contribuir a renovar o mejorar nuestro trabajo en pro de una ciudadanía comprometida, anticipando aquello que nos gustaría que ocurriera pasado mañana. Una utopía desde la espera activa y el coraje de nuestro compromiso con un futuro mejor. Necesitamos de audacia y lucidez.

  1. Nuestra finalidad y primer deseo es lograr un presente y un futuro mejor para la infancia y la juventud con la que trabajamos, poniéndoles en el centro mismo de la acción. Sabemos que es una utopía (algo que hoy no existe en ningún lugar) pero reivindicamos para los y las jóvenes una forma de vida feliz: respetuosa, justa, pacífica, saludable, solidaria, coherente, sostenible y no sabemos cuántas cosas más… Con esa utopía nos vemos capaces de comprender nuestro presente y emprender su transformación. Sin utopía, como decía un clásico, “perderíamos la capacidad de configurar nuestra historia”. El pragmatismo, miope y cortoplacista, imperante en el capitalismo del siglo XXI, no podrá hacernos renunciar a la utopía de una sociedad en la que la infancia sea feliz, en la que cada niño, cada niña y cada joven tenga la posibilidad de modelar su propia personalidad con autonomía, libertad y responsabilidad.
  2. El respeto nos lleva de la mano hasta la convivencia. En él se fundamenta aquella empatía primigenia que constituye la matriz de las relaciones humanas: la solidaridad. Un valor que se muestra en cosas tan básicas y elementales como el buen trato personal; la contención de las propias tendencias; la consciencia de las limitaciones y el esfuerzo por superarlas; el diálogo sincero y honesto; la cooperación en la acción social transformadora del propio entorno.
    La solidaridad supone, también, respeto del pluralismo en todas sus dimensiones ideológicas, políticas, culturales y religiosas.
    La solidaridad, hoy como nunca, exige cooperación leal entre los agentes sociales y un trabajo en red fundamentado en la confianza mutua.
  3. La coherencia es otro de los valores a considerar al pensar en nuestro Código Ético. Formulamos este valor en términos de autenticidad, congruencia, comportamientos responsables y transparentes de la organización y de sus miembros. También, como la necesaria armonía entre las diferentes partes de la organización y los procesos participativos reales que deberíamos tener e impulsar, y el compromiso.
  4. Algo similar deberíamos decir al pensar en la compaginación de la viabilidad económica y la coherencia ideológica de nuestros proyectos: es la base de la sostenibilidad de nuestras intervenciones. Discurso y acción, en suma, deben estar alineados y en sintonía.

En resumen:

Los valores humanos que orientan a Fundación Esplai:

  1. El RESPETO ocupa el primer lugar entre los valores humanos que deseamos mostrar en el cumplimiento de nuestra misión.
    El respeto es un valor ético que reconoce que una persona o algo tiene valía. Va más allá de la tolerancia porque implica un sentimiento positivo hacia la otra persona.
    El respeto nos lleva a la convivencia con los demás y a la sostenibilidad de los recursos naturales y económicos.
  2. La CONVIVENCIA es el arte y el valor de vivir en armonía con las personas que se encuentran en nuestro entorno y con todas aquellas que también conforman los grupos sociales a los que pertenecemos.
  3. La SOSTENIBILIDAD se refiere a la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social.

A partir de estos tres valores marco que orientan nuestra acción, se deprenden los valores que dan sentido a nuestra propuesta educativa de ciudadanía comprometida:

UTOPÍA: Queremos avanzar hacia un mundo más justo, hacia una sociedad inspirada en los valores de la paz, la transparencia y la fraternidad.
SOLIDARIDAD: Optamos por la cultura de la solidaridad y la cooperación, basada en el respeto a la dignidad de las personas y de los pueblos, a la diversidad y a los Derechos Humanos.
INICIATIVA: Queremos fomentar la participación, el compromiso, la autonomía personal y el esfuerzo individual y colectivo.
FELICIDAD: Queremos promover la formación de personas que aspiren a una vida digna y plena, que se fundamente en la autoconfianza y la apertura hacia las otras personas, en los afectos compartidos, en la honestidad, la generosidad, la expresión de los sentimientos y el compromiso con la comunidad.

Y desde el punto de vista organizativo, nos orientan hacia:

PLURALISMO: Fomentamos la pluralidad, la diversidad y la participación, tanto en la vida interna de la organización como en el trabajo en red con otros agentes y en las relaciones con nuestro entorno.
COHERENCIA: Queremos que nuestras acciones y nuestro funcionamiento sean reflejo de los valores que proclamamos.

Web de la Fundación Esplai Ciudadanía Comprometida